Zinedine Zidane dejó este jueves de ser entrenador del Real Madrid tras presentar su renuncia al presidente del club, Florentino Pérez, aún quedándole un año más de contrato, tras una temporada que se cerró sin títulos aunque tuvo opciones de ganar LaLiga Santander hasta la última jornada y cayó en semifinales de la Liga de Campeones.

Zidane, segundo técnico más laureado de la historia del Real Madrid con 11 títulos (3 ‘Champions’, 2 Mundiales de Clubes, 2 Supercopas de Europa, 2 Ligas y 2 Supercopas de España) por detrás de Miguel Muñoz, concluye así su segunda etapa al frente del banquillo tras una última temporada de gran desgaste.

Los primeros cinco partidos del Real Madrid en LaLiga Santander se saldaron con dos victorias, un empate y dos derrotas; estas últimas en su ‘casa’ tras la vuelta del fútbol después del coronavirus. El Alfredo di Stéfano se convirtió en un fortín la anterior campaña en la que el conjunto blanco alzó su 34º Liga, pero en la que finalizó el pasado sábado comenzó siendo una visita fácil para los rivales.

El Cádiz (0-1) asaltó el feudo. Además, el Shakhtar Donetsk (2-3) también salió victorioso en Liga de Campeones. En el Real Madrid, donde no hay lugar a la paciencia, ya se pedía la cabeza de Zidane. La visita al Barcelona en el primer Clásico de la temporada se antojaba como ‘ultimatum’, y se solventó con una victoria 1-3 fuera de casa.

Aire que se agotó muy pronto. Con el empate sobre la bocina en casa del Borussia Mönchengladbach en la segunda jornada de la ‘Champions’, dejaba a Zidane contra las cuerdas a 27 de octubre y noviembre fue un mes fatídico para los de ‘Zizou’.

Derrotas 4-1 y 0-2 frente a Valencia y Alavés, respectivamente, y el empate a uno contra el Villarreal les alejaban del, hasta entonces, un intratable Atlético de Madrid. La irregularidad se mantuvo a la par que las lesiones y bajas por coronavirus asolaban a un Real Madrid que sumó hasta 63 ausencias solo en una temporada; algo que hizo cuestionar el ‘método Zidane’ y que este reflejó, en rueda de prensa, que no le gustó.

En dichas comparecencias, el futuro del galo era casi siempre el tema principal y este se mostró siempre esquivo, aunque de vez en cuando dejaba mensajes que hacían entrever su marcha confirmada hoy jueves. Eso sí, su mensaje más revelador, y extraño, llegó el 5 de febrero; unas palabras que cambiaron el devenir de la temporada.

El técnico francés, cansado de que se le cuestionase por su valía, tras un palmarés casi inalcanzable para el resto de entrenadores en el periodo de tiempo que lo ha conseguido, y por el nivel de sus jugadores, dio un paso al frente ante los medios de comunicación justo después de volver tras haber superado el coronavirus.

“Lo que me hace reír es que me pregunten si estoy fuera cada vez que hacemos un mal partido. No merezco este tratamiento por parte de la prensa y pienso al contrario, que tenemos derecho a pelear. Espero un poco de respeto y si no llegamos a los objetivos seré el primero que se va a criticar porque tengo responsabilidad. Estoy enfadado, dos semanas encerrado en una jaula y tenía ganas de salir y decir que voy a pelear hasta el final”, declaró.

“Nosotros vamos a pelear. Nosotros queremos pelear y lo vamos a hacer. Tenemos ese derecho. Tenemos el derecho a pelear por esta liga. El año que viene habrá que hacer cambios y mirar cosas. Este equipo ganó La Liga el año pasado, no hace diez, fue el año pasado, este Real Madrid. Queremos ese derecho a pelear”, prosiguió en un tono reivindicativo jamás visto hasta la fecha en Zidane.

Defensa a ultranza de los suyos, y estos respondieron sobreponiéndose a las dificultades por las lesiones que hizo que canteranos como Miguel Gutiérrez, Antonio Blanco y Sergio Arribas pasaran de eso, jugadores en formación, a indispensables para apurar las opciones de no cerrar en blanco la temporada.

Desde entonces, la segunda mejor racha en LaLiga Santander (y llegando hasta semifinales de la Liga de Campeones) desde 2014 con Carlo Ancelotti en el banquillo del Real Madrid. 18 jornadas sin perder en el campeonato doméstico en las que sumó 13 victorias y 5 empates

Sin embargo, este esfuerzo no se tradujo en títulos y Zidane, al que no le gustó que se cuestionasen sus métodos desde el seno del club, decide marcharse antes de que el Real Madrid arranque una reconstrucción, anunciada por su presidente Florentino Pérez a la par que la Superliga, que deberá empezar por el banquillo.

¿QUÉ DICEN LAS APUESTAS?

Ya se puede apostar a quién será el sustituto de Zidane en el feudo blanco, con Antonio Conte –ya ex entrenador del Inter de Milán– como favorito a cuota 1,67. Raúl González Blanco, entrenador del Real Madrid Castilla figura a cuota 3,50 y Massimiliano Alegri, que antes del comunicado de Zidane era extremadamente favorito, ahora aparece a cuota 4,33 por sus rumores vinculados a la Juventus.

SI TE GUSTA EL FÚTBOL, TE GUSTA AFILIAPUB

Los movimientos en el mercado futbolístico ofrecen una nueva oportunidad a los afiliados de la red de Afiliapub de generar dinero desde casa con libertad de horarios y con total flexibilidad. Si tienes una página web, blog o redes sociales que generen un mínimo tráfico relacionado con apuestas deportivas y/o juego online, podrás registrarte de forma gratuita en menos de cinco minutos para convertirte, así de fácil, en afiliado de Afiliapub y generar dinero publicitando campañas de grandes casas de apuestas.

Si ya eres afiliado en nuestra red, no pierdas la oportunidad de revisar nuevas campañas y oportunidades para seguir creciendo con nosotros. Revisa todas las novedades en https://www.afiliapub.com/.

Leave a Reply

Your email address will not be published.