El 28 de marzo arranca la 72º temporada de la historia de la Fórmula 1 con el GP de Baréin y Lewis Hamilton y Mercedes parten como clarísimos favoritos después de siete años de hegemonía en la categoría reina del automovilismo.

Hamilton, el piloto más laureado de la historia de la F1 renovó hace pocos días por un año más con el todopoderoso equipo Mercedes y a menos que ocurra algo muy inesperado, no se espera que tenga rivales para conseguir su octavo título mundial en 2021. Sin embargo, y tras todo el retraso por su renovación, las apuestas ofrecen una suculenta cuota 1.40 a que finalmente el británico alza el trofeo más grande en 12 meses. Algo que sorprende porque normalmente, estos pasados años esa cuota nunca superaba el 1.20.

El mexicano Sergio Pérez aparece como cuarto favorito a conseguir el Mundial, a cuota 21. Pérez ha fichado por el equipo Red Bull junto a Max Verstappen y todas las cábalas indican que el equipo de bebidas energéticas será la segunda fuerza y podrá llegar a desafiar a Mercedes en ocasiones puntuales, pero nadie cree que puedan ser más rápidos en el global de las 23 carreras de la temporada.

Fernando Alonso, que vuelve a la F1 con Alpine, paga su potencial título a cuota 81 aunque sería casi una sorpresa que pueda conseguir algún podio viendo la igualdad de la parrilla tras 2020 y la imposibilidad de alcanzar por ritmo puro a los cuatro pilotos de Mercedes y Red Bull. Carlos Sainz, en su primer año con Ferrari, paga a cuota 101 su título.

En cuanto al Campeonato de Constructores, las apuestas nos dicen que Mercedes debería ser muy favorito, y de hecho, es el equipo más exitoso de la historia de la F1 y el que más títulos consecutivos ha ganado, con los siete que ostenta de forma consecutiva en la actualidad.

Las cuotas indican que el orden a final de temporada debería ser, tras Mercedes: Red Bull, Ferrari, Aston Martin, McLaren, Alpine, AlphaTauri, Haas, Alfa Romeo y Williams. Si nada extraño sucede, este orden se asemeja como bastante real o plausible.

Cabe recordar que en 2022 habrá un gran cambio de las regulaciones técnicas y se espera una gran revolución en el orden de equipos, y es por eso que quizá muchos de ellos dejan de lado su desarrollo de 2021 para centrarse en la nueva normativa, algo que, naturalmente, afectará a los resultados ‘esperables’ de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.