Kansas City Chiefs, actuales campeones de la NFL, y Tampa Bay Bucaneers jugarán este domingo (18:30 horas en Perú) por levantar el título Vince Lombardi con dos jugadores que brillan por encima del resto como son los quarterbacks Patrick Mahomes y Tom Brady, un duelo generacional que ansiaban los aficionados al fútbol americano.

Mahomes es el actual MVP y a sus 25 años ya es considerado el mejor quarterback de la competición. Su contrato refleja este pensamiento: firmó en verano de 2020 una extensión de 12 temporadas por un montante total de 503 millones de dólares (477 garantizados), el contrato más lucrativo de la historia del deporte.

Por su parte, Tom Brady es la leyenda. ‘The GOAT’ de la NFL. Con New England Patriots logró seis títulos de campeón y en su primera temporada en los Bucs ha cambiado por completo el rumbo de la franquicia de Florida, llevándolos a la final que se disputa en su estadio, la primera vez que un equipo local juega por el partido por el título en su casa. Brady contra la historia y Mahomes.

La Super Bowl siempre ha estado ligada a grandes cantidades de dinero, pero la pandemia del coronavirus lo ha cambiado todo. La NFL ha podido llevar a cabo, no sin contratiempos, la temporada más peculiar de su historia, pero la Covid-19 está presente también en la final. 

Una cita con el peluquero estuvo cerca de arruinar uno de los grandes eventos deportivos del año. Los jugadores de los Chiefs tenían cita con él en sus instalaciones, incluido Mahomes, y este se enteró de que había dado positivo mientras cortaba el pelo a Daniel Kilgore, quien fue puesto en cuarentena a la espera de resultados de la PCR, al igual que el receptor Demarcus Robinson, quien se cortó el pelo el día anterior.

En las gradas se notará el impacto de la pandemia. Sólo 25.000 personas en las gradas, con mascarilla y gel de manos obligatorios, de un Raymond James Stadium que tiene capacidad para 66.000. Una bajada sustancial, y lógica, que hará que los ingresos también bajen en picado.

La Super Bowl previa a la pandemia disputada en Miami generó cerca de 572 millones de dólares en la región, una cifra que este año caerá al menos a la mitad por las limitaciones y el menor número de personas que se desplazarán a Tampa para vivir el enfrentamiento entre Buccaneers y Chiefs en directo.

Sin embargo, por esto mismo, la NFL espera subir su audiencia en televisión. La Super Bowl LV podría superar los 100 millones de espectadores en Estados Unidos y los 180 en todo el mundo.

Estos disfrutarán de un partido en el que ambos gozan de un gran ataque, aunque alguna duda más en defensa, sobre todo los Bucs, lo que hace que los Chiefs sean favoritos en las apuestas con una cuota de 1.6 por la 2.5 de Tampa Bay.

SI TE GUSTA EL FÚTBOL AMERICANO, TE GUSTA AFILIAPUB

La Super Bowl ofrece una nueva oportunidad a los afiliados de la red de Afiliapub de generar dinero desde casa con libertad de horarios y con total flexibilidad. Si tienes una página web, blog o redes sociales que generen un mínimo tráfico relacionado con apuestas deportivas y/o juego online, podrás registrarte de forma gratuita en menos de cinco minutos para convertirte, así de fácil, en afiliado de Afiliapub y generar dinero publicitando campañas de grandes casas de apuestas.

Si ya eres afiliado en nuestra red, no pierdas la oportunidad de revisar nuevas campañas y oportunidades para seguir creciendo con nosotros. Revisa todas las novedades en https://www.afiliapub.com/

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.